viernes, 9 de noviembre de 2018

Vicio poeta.


Vicio poeta. Es el vicio que se adquiere escribiendo poesía. La dulce y siempre cariñosa poeta matancera Carilda Oliver Labra, me señaló una mañana de taller literario en Varadero que yo tenía ese vicio incluso en la poesía misma, en la décima. Rondaba yo los 17 años y lógicamente, en testosterónica arrogancia adjudiqué aquella observación a su "pertenencia a una generación más conservadora en el lenguaje y las formas, incapaz de comprender los nuevos caminos que abríamos a la poesía (a la décima en este caso) la gente nueva". Cómplice y testigo recuerdo a mi amigo Fernandito García, quien además de la sonrisa compartía conmigo en aquellos tiempos (palabras de su padre Fernando García... de esos tan todos grandes poetas García de Sabanilla) "el honor de constituir la avanzada en la renovación de la décima guajira escrita en Matanzas". Importante subrayar "guajira", porque prácticamente todos los poetas en Matanzas, en esa y en todas la épocas cultivan, de modo exquisito, la décima. Pero nosotros éramos los hijos de los guajiros, de los repentistas, que renunciábamos al repentismo (¡ya nos hubiera gustado tener en ese género el talento y la estatura de nuestros padres!) y tomábamos la pluma para intentar ese mismo repentismo sobre el papel, procurando un lenguaje, si bien menos espontáneo y seductor, al menos más "trascendente" y ambicioso en términos literarios. Muy creídos ¡rimbombantemente creídos! pero divirtiéndonos a lo grande, nos hicimos de un espacio en el guateque. Hace unos años Fernandito se murió en abril siendo un incondicional de mi décima. De alguna manera y tras muchos recados a Madrid consiguió burlar mi dejadez y que le enviara algunas décimas que publicó en un libro de poetas matanceros. También han muerto su padre y Carilda. No sé si se salvará alguna de aquellas nuestras ilusionadas décimas. Pero estábamos equivocados. Y la vieja-bella-Gran Dama de Tirry estaba en lo cierto, aunque me costó muchos años comprenderlo.
La contención y los silencios, esas torturas para un poeta joven, tienen la ingrata función de poner en equilibrio lo que sin ellas sería oscuridad, pasión y desahogo escrito, pero no poesía.
No entiendo cómo consigo recordar estas cosas. Más misterioso aún es sentir que afloran desde mi memoria estas décimas que concebí en esa época.

De la décima a mi padre...
Cuando el tiempo (que te sabe
virtuoso de esa locura
que es combinar la ternura
de tu beso, que no cabe
en un verso, con la nave
en que subo descubierta
hasta la tierra) convierta
tu andar en faro, seré
un juglar cantando fe
con la guitarra desierta.
Mi calle...
San Vicente que le impones
a mis noches las maneras
de tus quejosas riberas
de muros y caserones.
En ti se van las canciones
eternas, inconfesadas
que no atrapo, las aladas
fantasías que convoco
secretamente si toco
tus aceras elevadas.
Montura...
Mi amigo el pintor, Yovani Bauta, me pidió una décima para escribirla sobre una vieja montura que estaba convirtiendo en una de sus piezas de arte. Así me habló aquella montura.
Miras. A trote de sueño
jinetea tu mirada
nostalgias de la tonada
que te acunó de pequeño.
Hoy me cabalga el diseño
perfecto, no soy la muda
montura, discreta, viuda
de preguntas y respuestas,
voy con la décima a cuestas,
ya no me siento desnuda.


viernes, 28 de septiembre de 2018

Barbara Milian interpreta Bossa para mi Superman



“Bossa para mi Superman”. Una hermosa canción en espléndido portal: este videoclip que ojalá sirva de acogedor refugio a quienes intentan guarecer sus oídos del tormentoso clima musical que asola nuestras tardes. Barbara Milian se luce cuando compone, canta y toca la guitarra. Aquí lo hace y me enorgullece haber puesto mi notita de arena en el proyecto. Disfruten el tema y el video… 
y Compártanlo!

sábado, 4 de agosto de 2018

Algo contigo

Bajando de Callao a Puerta del Sol. Ahí lo tropecé, llenando el centro de Madrid de música. Fue muy grato y conmovedor compartir un buen rato con él. Cantarnos un poco nuestras vidas y contarnos algunas canciones. Si van del kilómetro cero a Fnac o en sentido contrario, háganlo por la Calle del Carmen.
Abril, 2018.







viernes, 13 de abril de 2018

Antología de la Poesía Humorística Española

  Con Humor amanso mi ego, al tiempo q lo denuncio. Con Décimas me disciplino, controlo mis excesos, domestico la Imagen. Décima y Humor juntos aumentan la mirada lateral necesaria para mi personal perspectiva de la vida, creando, en fundido maravilloso, una otra vida igual de real y placentera que la que me corresponde por mandato (adivino). Porque la Décima, poesía en estructura hermética, hace menos previsible el destino del “gag” y, desposada con el Humor, resultan vía evidente que conduce al destino menos previsible. Divertidísimo y estimulante reto. Juego. 

  Si, además, en el laburo cuento con la mano de un amigo, resulta doble la felicidad que escribir me provoca.   El asunto que da pie a tan embrollada reflexión personal (que tanto me gustaría comprender) es el siguiente:
  La Editorial española Verbum, acaba de publicar “Antología de la Poesía Humorística Española”, en cuyo índice se pueden leer los nombres de Cervantes, Góngora, Lope de Vega, Quevedo, Arcipreste de Hita, Juan Ruiz de Alarcón, Feliz María Samaniego, Valle-Inclán, Machado, Alberti, Enrique Jardiel Poncela y muchos grandes escritores humorísticos más.
  En ese índice aparecen los nombres de Pepe Pelayo y Ruben Aguiar como autores de uno de los poemas antologados.
  Estoy feliz, agradecido a los antologadores y a Pepe, que me convidó y con quien es y siempre ha sido un honor trabajar... bueno, trabajar y mirar la vida y bebérnosla, desde que sobre los dos viejos sillones del salón de mi casa de Pueblo Nuevo nos balanceábamos sobre aquella Matanzas de los primeros ochenta, los del Siglo XX, claro, soñando, señeando, creando, creyendo y ya desde entonces cumpliendo nuestros sueños, por locos que fueran... sean...

Les dejo aquí el link donde se puede adquirir el libro... para que nadie se los cuente.


miércoles, 14 de febrero de 2018

Suscríbete a mi Canal de Youtube


Youtube ha cambiado algunas normas y exige, a quienes poseen un canal en su plataforma, nuevos requisitos de elegibilidad para unirse al Programa de Socios de YouTube. O sea, para poder monetizar los videos de contenido original que suben a su canal. Los requisitos más importante son un número de 1000 suscriptores y 4,000 horas de tiempo de reproducción durante los últimos 12 meses. 
Quiero hacer un llamado dirigido a quienes deseen apoyar a artistas, músicos, humoristas, comentaristas y todo tipo de creadores de contenido (hay tantos, muchos de tanta calidad y tan ingeniosos) para que les respalden suscribiéndose a sus Canales y compartiendo, visitando de vez en cuando y dejando su opinión sobre su trabajo. 
 
No es algo complejo ni demorado. En esta entrada mía sería apenas un Clic sobre esta foto o el link a Youtube y otro Clic en la pagina que se abrirá pidiendo se suscriban. En sentido general es visitar el canal de Youtube de aquellos a quienes desean apoyar y suscribirse. Dos sencillos clic que mantienen el estímulo para continuar subiendo videos y compartiendo el trabajo a quienes intentamos intercambiar y ofrecer nuestro quehacer artístico o de cualquier tipo.
Un detalle importante a tener en cuenta: NO les cuesta dinero, sólo algo de tiempo y algunos clic de vez en cuando. Sin embargo el artista y los creadores sí pueden recibir alguna retribución de youtube y los anunciantes, por pequeña que sea, como premio al esfuerzo realizado, como estímulo y como vía para poder continuar ofreciendo lo que hacen (con mucho esfuerzo, les aseguro)
Gracias de antemano.


lunes, 18 de diciembre de 2017

Crónica

Los días en Cuba suelen transcurrir lentos, calurosos… Igual la vida, que no deja de ser la resaca de los días acumulados en ese anárquico trastero que llamamos recuerdos. Pero los días de Cuba son los días del mundo... y en cada rincón del planeta cada quien carga su propia pereza, su definitiva rutina de vivir... su personal canción, su "Crónica". Aunque sea ya 2017. Exilio. Poesía. Música. Y el hombre asfixiado en la rutina de las normas. ...Transcurría 1992... lento... caluroso... Mi balcón de entonces pendía sobre el Boulevard de la Calle Medio que atraviesa el centro de la ciudad de Matanzas... Mi ocupación favorita de cada mañana, en los minutos previos a mi tardío encuentro con Morfeo y la cama, consistía en observar desde tan privilegiado mirador a los hombres que pasaban, uno distinto cada vez, apenas el tiempo que tardaba en consumir mi último cigarrillo de la ya extinta madrugada.Vi todo tipo de personajes. Me sumergí con ellos en la marea humana que apresuraba a diario su incorporación a la jornada de trabajo. Me confundí entre sus pasos sus prisas sus parecidas camisas y miradas. Eran los mismos ritual y estética del otro hombre que habitaba el caserón que era mi hogar entonces, el padre de mi chica.Mi canción Crónica es una viñeta que retiene ese instante del hombre único que configuré con todos esos hombres que hoy vienen a mi mente cada vez que siento añoranza de humo... o cuando canto esta canción...

(Pedro Alfonso toca el violín en el momento de este "Crónica" durante el concierto... ¡Incalificable! ... Primero, porque es ese músico irrepetible que sabemos... Pero quizás también porque sabe de esos personajes de entonces, cuando apenas nos separábamos él y yo... hasta la tarde aquella que se largó “adondefuera”...)





martes, 12 de diciembre de 2017

Diario. Mike Porcel y Rubén Aguiar

Un momento de oro para mí durante el ConCierto Secreto que ofrecí el 18 de Noviembre en Xtrings Estudio de Miami
Mike Porcel, quien continúa ejerciendo sobre mí una fascinación de mito, que ni nuestra cada vez más crecida amistad consigue aplacar, accedió a ser uno de mis invitados. Cuando terminó de interpretar las hermosas canciones que había preparado, le “obligué” a interpretar conmigo este clásico de su autoría, Diario… en mi opinión la más hermosa canción que se ha escrito en Cuba.
Gracias, Mike. 
Y muchas gracias a todos los que me acompañaron esa noche en la que, como siempre que canto, fui feliz.

Diario. Mike Porcel y Rubén Aguiar


Visita mi Web

Visita mi Web

lunes, 21 de agosto de 2017

Punto Guajiro Cubano. Luisito Quintana y Oniesis Gil

Extraordinaria controversia, entre los poetas repentistas cubanos Luisito Quintana de Matanzas y Oniesis Gil de Pinar del Río.
Luisito Quintana es sin discusión uno de los más grandes poetas repentintas cubanos de todos los tiempos. Cuando le escuchas improvisar te das cuenta que lo posee todo: la lírica y la filosofía, la idea, el profundo saber del hombre y ofrece la excelencia en la metáfora para exponer todo eso sin fisuras apenas… pero además tiene histrionismo, es artista y al mismo tiempo peleón, controla su voz y hace uso de diferentes tonadas en los momentos apropiados para dar fuerza y agresividad o suavidad y ternura a lo que dice… y gesticula para que se “vea” además de que se escuche su décima.
Oniesis Gil es un magnifico poeta de Pinar del Río. Impresiona por el rico lirismo de sus décimas, algo de  mucho valor en cualquier género literario pero que se hace mayor en este que es improvisado. Siento que acerca el repentismo a la literatura. Lo admiro mucho.

Miami, Agosto de 2017.
Punto Guajiro. Punto Cubano. Decima Criolla. Guateque Campesino.

lunes, 7 de agosto de 2017

Musica en color.

Mientras llueve, Chopin...
La música: Una de las más hermosas piezas de toda la música del Hombre. Rodeada de conocidas o presuntas historias es una de las preferidas para los amantes de la música. Fue tocada, a petición de Chopin, durante su propio funeral. Se le conoce también por otros dos nombres. Uno de ellos, "Suffocation" (sofoco), fue el modo en que la llamó su amigo, el músico alemán Hans Guido von Bülow, aludiendo al sentido de desesperación de la pieza.
El otro nombre, "Quelles larmes au fond du cloître humide?" (“Qué lágrimas en la profundidad del húmedo monasterio?”), le fue asignado por la escritora francesa George Sand. Entre 1835 y 1839 y junto a los hijos de la escritora, ambos se habían instalados en Valldemossa, Mallorca, para escapar del húmedo clima de París. Según cuenta Solange, hija de Sand, su madre asignó un nombre a las 24 piezas: "Mi madre dio un título a cada uno de los maravillosos preludios de Chopin, estos títulos se han conservado en una partitura que nos dio". La partitura desapareció y Solange registró las piezas sin asignar los nombres a los números del preludio.
El color: Cada nota de un instrumento musical es una onda compleja que contiene más de una frecuencia. Cuando suena cualquier instrumento, la mezcla de las ondas que emite no las escuchamos como notas-ondas separadas, sino como el color de lo que suena. Las pequeñas diferencias, los matices en el equilibrio de las frecuencias crean los diferentes colores musicales.
La imagen: Una mirada al patio mientras llueve tiene un significado diferente si en ese momento estás escuchando a Chopin. Lo que ves puede ser, en color, la traducción de cada nota y cada acorde. Tu posible húmedo monasterio.
La emoción: Justo el Color del Sonido.
Chopin Prelude in E minor Opus 28 No 4


jueves, 3 de agosto de 2017

La décima improvisada sigue estando para mí en lo más alto del arte cubano... Impacta además ver a los amantes de este género pasar horas y horas emocionados y expectantes ¡escuchando poesía improvisada! ... Gente humilde por lo general, de campo la mayoría, evaluando a los protagonistas de turno. Un temible tribunal de este arte popular.
Controversia entre los poetas Iran Caballero y Juan Antonio Díaz.
Punto Guajiro. Punto Cubano. Decima Criolla. Guateque Campesino.

martes, 22 de marzo de 2016

La interna Guerra Fría Norteamericana

Es una Guerra. Otra Guerra Fría. Una interna Guerra Fría Norteamericana. Guerra de dos partidos casi únicos y de un país dividido en dos bandos. Guerra de muchos años… intensa... sin solución... inútil. Una patética jugarreta de la historia en la que millones de hombres reponen en la vida real la rivalidad medieval de dos familias de ficción nacidas de la mente del hombre que rediseñó el idioma en que se comunican...
Es la guerra entre Republicatescos y  Democrapuletos.
Una guerra donde el único acuerdo inviolable es la prohibición de hacer uso de la razón y la objetividad a la hora de evaluar o de atacar al enemigo (valga la redundancia)


No es mi guerra esta guerra entre Republicatescos y  Democrapuletos. Pero ahora que vivo en Estados Unidos necesito dejar constancia de la anterior y presunta irracional e inobjetiva evaluación… y de la siguiente valoración…  
¿Realmente creen los Democrapuletos y sus coincidentes de tantas familias más (incluidos muchos Republicatescos) que es más irresponsable, temerario, demagogo, populista, peligroso y etcéteras el aspirante a la presidencia Mister Donald Trump, en sus diarios comportamiento, haceres y decires… que el actual Presidente Mister Barack Hussein Obama II que, en sus también diarios comportamiento, “aseres” y decires, negocia y legitima con/a dictadores, asesinos, mafiosos.. que reconoce como interlocutores y llama “presidente” y da conferencias de prensa junto/a/con/contra/tras individuos como los Castro y... etcéteraquemedafatiga...?


Un dictador es un dictador, NO es un “presidente”. En mi país no hay presidente... hay una familia de pistoleros que tomaron el poder hace 57 años y en él están, pistolas en mano… que enviaron al destierro a más del 10% de la población y se apropiaron de los derechos, las libertades, las voluntades y hasta del hambre de los que allí quedaron…
En su megalomanía, sus ansias mesiánicas y su desprecio a todo un pueblo víctima de sus co-sonrientes mafiosos, el democrapuleto señor presidente de los Estados Unidos no es menos vulnerable al rechazo ni está menos expuesto al desprecio que el republicatesco aspirante a su actual puesto de trabajo temporal.
Por cierto, a día de hoy  a D. Trump se le puede acusar tan sólo de “haber dicho”...
A  B. Obama ya quisiéramos algunos tener la oportunidad de interpelarlo por “haber hecho”...
Pregunto de nuevo: ¿quién más irresponsable, temerario, demagogo, populista, peligroso?
Algo más… ¿Piensan, los que piensan que Obama hace bien, que en su momento y lugar el señor presidente también se hubiera reunido con Hitler o con Pinochet? ¿Piensan que hubiera sido ese un acto apropiado, decente, responsable, adecuado para alentar la democracia en el mundo? ¿Piensan que con mafiosos y asesinos se negocia... que se rehabilitan, que lo merecen, que no es necesaria “la justicia”?
Está claro que no… Ni ellos lo piensan ni él lo hubiera hecho. Pero en el caso de Cuba lo ha hecho. Por tanto podemos considerar que el señor Obama no considera que las de los Castros son víctimas de una dictadura malvada e irracional, como la de aquellos… sino de una dictadura (lo de “dictadura” no lo negaría) algo más compleja… digamos “dictadura del proletariado”... Porque si no ¿qué razones humanitarias hay en darle balones de oxígeno y reconocimiento y prestigio y legalidad y categoría de interlocutor a tipos de la misma calaña que Hitler y Pinochet?


Como posible respuesta, esta sentencia de Ayn Rand que resume de manera estricta lo que opino acerca de las razones que mueven a Obama para gestionar toda esta apertura con el gobierno de los Castro:
No hay diferencia entre comunismo y socialismo, excepto en la manera de conseguir el mismo objetivo final: el comunismo propone esclavizar al hombre mediante la fuerza, el socialismo mediante el voto. Es la misma diferencia que hay entre asesinato y suicidio

jueves, 27 de agosto de 2015

No es la vida la que pasa, somos nosotros.

No es la vida la que pasa, somos nosotros.
I.
Toda persona ocupa un lugar único, no transferible, en este tren imparable y sin estación de destino que es la Vida... Ineludible viaje. Cuando nos percatamos del tren ya estamos montados en él, no hay vuelta atrás. No pudimos elegir entre viajar o no. Más aún: somos cada uno el viaje mismo, su sentido y su fin.
Pero generalmente todo eso nos toma desprevenidos y transitamos la mayor parte del trayecto mirando tras la ventanilla “cómo pasa o cómo se nos va la vida”... Sin darnos cuenta plena de que no es la vida la que pasa, somos nosotros. Eso que creemos ver pasar a toda velocidad tras los cristales realmente está quieto. Somos nosotros los que nos desplazamos, los de la prisa... ignorada o evadida, incontrolable prisa que nos acorrala en ese espacio que se comprime y comprime entre lo que somos y el momento en que, también sin poder elegir, el viaje termina para nosotros y tenemos que abandonar el tren.
Porque todos nos bajamos algún día del tren. A la mayoría nos aguarda una oscura estación en medio de la nada y del olvido. Otro pasajero se sentará en nuestra silla, se ajustará lo que fue nuestro cinturón y, ciclo eterno, recorrerá como sea capaz su propio tramo del viaje. Así va este tren desde tiempos ha... cada vez más lleno... ocupados siempre casi todos los asientos...
Casi... En cada vagón se avizora algún asiento vacío... eternamente inocupado desde que el pasajero que en él viajaba tuvo que abandonarlo. Porque hay asientos en el tren de la vida que nadie puede volver a ocupar jamás.
Claro que toda persona abarca un lugar único e insustituible. Pero hay seres que, además de ese su lugar, tienen espacio real y conviven en lo mejor (o en lo peor en tantos lamentables casos... sólo que aquí hablo de los buenos) del ser individual que cada uno de los otros es, como un órgano más del propio cuerpo espiritual de estos otros pasajeros que, una vez aquel ha concluído su viaje, conservan en sí todo el espacio que ya no ocupa físicamente el hombre único y especial que se ha bajado.

II.
Daniel Rabinovich acaba de abandonar el tren. No importa dónde se bajó ni por qué... no aplica la tontería cuando se va alguien que no tiene sustitución. El suyo es un asiento que no podrá volver a tener pasajero. Y, amputado uno de esos órganos que dan sentido a nuestras personales vidas, andamos cojeando hoy de la sonrisa quienes portamos a Les Luthiers (y a Daniel como alma de esa institución del humor en castellano) en nuestra chequera de pagar aquella parte de la felicidad que es el reír desde la inteligencia y el buen gusto.
Así le iba y le irá por siempre al artista y al ídolo de quienes lo degustamos con admiración, respeto y placer absolutos .
Pero quiero cantar sobre otro escenario en el que también reinaba este hombre especial.
De la dimensión humana de Daniel Rabinovich supe a través de la vía más hermosa que transitamos los hombres, la de una amistad: la que mantuvieron él y mi hermano de camino Pepe Pelayo. Fue Pelayo quien me condujo al hogar cálido e intenso que era Daniel a través de las historias, anécdotas, travesuras cometidas al andar o intercambiadas entre ellos a través de encuentros, mensajes y cartas, llamadas y “madruguerías” galopadas del lloro a la risa y del poema al chiste sobre un sendero de respeto, admiración y mutua necesidad satisfecha de saberse y tenerse.
Sacudido aún por lo irreparable y lo a destiempo de la partida del argentino quiero sencillamente dejar constancia de mi personal orgullo y de la emoción que en momentos especiales esa amistad provocó en mí... no sea que a un servidor o al propio Pepe nos bajen repentinamente del tren (porque siempre sería en contra de nuestra voluntad) sin haber proclamado yo a tiempo (mientras aún en el tren estamos) el orgullo que sentí y siento de haber sido el rincón elegido por Pelayo para descargar su íntima emoción de saberse destino cuando la necesidad de un abrazo apuraba a nuestro ídolo común.
El orgullo es para mostrarlo. El orgullo que proviene de los grandes y hermosos valores... y que es imperativo moral del hombre. Sólo quien sin esas premisas exhibe orgullo es un fanfarrón... Les Luthiers es un ídolo para los integrantes de la Seña del Humor de Matanzas, agrupación humorístico-musical cubana de la que formábamos parte Pelayo como director y fundador y yo como pude, desde que a mediados de los 80 topamos con un casette de esos maestros del arte... “Daniel, el de Les Luthiers” era, es y será nuestro ídolo de los “lesluthiers”...
He pedido permiso a Pelayo para mostrar este hermoso texto que tuve el privilegio de que necesitara él compartir conmigo y que recibió de Daniel, que he guardado con celo y celos y que me proporcionaron dos (énfasis) orgullos: el primero por Pepe, que era el destinatario de los apremios de amistad de Daniel... el segundo por mí mismo, que lo era (y aún creo serlo) de los de Pelayo.

De Daniel Rabinovich a Pepe Pelayo. Diciembre de 2011

Oiga Don Pepe:
Hace muchos años, una querida amiga mía llamada Paloma San Basilio, me regaló un rododendro.
Planta generosa, como mi amiga, no ha dejado de llenar mi jardín de flores rojas y bellas.
Cada vez que me acerco a ella, a la planta, me parece escuchar a Paloma cantando. Canciones picarescas, trozos de operetas y algunas otras que no logro reconocer. No tiene perfume, la planta, ni sus flores. A pesar de ello son realmente hermosas.
Y recuerdo a mi amiga cantando, charlando y comiendo y compartiendo una larga vida de amistad.
Esta mañana, mientras trataba de descifrar qué cantaba, mi amiga Paloma, me di cuenta de que había abierto una flor negra, el rododendro.
Primero pensé que era un bicho, alguna langosta o moscardón de los que la visitan, a la planta.
Pero luego, al observar detenidamente y más de cerca, al supuesto insecto, comprobé que realmente era una flor. Una flor negra.
Sorprendido, intenté comprobar si tenía perfume, la flor negra. Y sí. Lo tenía.
Un perfume a Caribe, a Islas de ensueño, a bongó y palmeras. A música.
Rápidamente traté de acordarme si había bebido y, por supuesto lo había hecho. Lo hago todos los días. Pero en una medida razonable, literalmente: una medida razonable. De manera que era imposible que estuviera en uno de mis habituales momentos, días o semanas de borrachera y falta de conciencia.
Y me habló... La flor. Me dijo que sabía mi historia, mi pasión por la música y por las plantas, mi culto a la amistad.
No creo que muchas flores hablen. Y mucho menos con ese sonido tan armonioso, como si cantara.
Me dijo que su negrura era de felicidad, de compartir con otras plantas y flores el amor por ese color.
Y me pidió que le cantara. “no me cortes, cántame”, me dijo, la flor.
Una canción Caribeña, en lo posible Cubana”, agregó.
Le contesté con indisimulable pena que no conocía ninguna para cantarle y traté de consolarla tarareando un par de canciones en iddish, de las que tanto me gustan, a mí.
Primero se sonrojó, como de placer, y luego retomó su color negro y volvió a hablarme, la flor.
Y por fin me pidió que lo llamara a mi amigo Pepe, el cubano, para que le cantara a ella especialmente, a la flor.
Está hermosa, la acabo de ver, a la flor. Y aunque no huele a nada, creí percibir un cierto perfume a uvas, más bien a uvas fermentadas, como a licor.
Creo que la flor durará en su lugar, el rododendro, el tiempo suficiente para que alguien le cante en persona alguna canción Cubana.
Ojalá eso suceda pronto.
Hágase cargo.
DR



domingo, 7 de junio de 2015

La vida

La vida, a edad temprana, se antoja una lejana luz, una "probabilidad" con discutibles tintes de llegar a hacerse realidad alguna vez.  ¿Se acerca? Probablemente, pero, muy  m u y  l e n t a m e n t e. Aprobamos despreocupadamente los exámenes para acallar a padres y profesores; delegamos, conscientemente o no, las responsabilidades de nuestros cuidado y aprendizaje en instituciones ya establecidas (y cuestionables) como la familia o el estado; perezosos, aplazamos el esfuerzo de enfocar con rigor y objetividad nuestros sueños y probables proyectos de vida; nos desparramamos en los torbellinos del placer, vengan del juego, el amor o tantos otros vicios... Nada mal; es el tiempo de todo ello y más. 
El problema es que cuando "llega" la vida lo hace de repente. De pronto, un día, alguien cercano muere... esa misma tarde, cuando aún no has salido del desconcierto causado por  noticia tal, la mirada buscando respuestas en el suelo, descubres que tienes las manos llenas de manchas. Desconcertado te das cuenta que desde hace unos meses has dejado de ver con nitidez. En menos de dos lunas llenas comienzas a olvidar dónde te has dejado las gafas.  Las chicas que una vez hicieron palpitar tu pecho y tu pelvis son hoy unas señoras muy parecidas a sus abuelas (aquellas santas viejitas en las que se difuminaban los castigos impuestos por nuestros pecados) que trajinan cargadas de hijos y borrosas detrás de cuánto maquillaje.  Tu cantante favorito tiene el pelo pintado y su poder de seducción dos tonos más grave. 
Sientes que estás en medio de un torbellino que se te hace ligeramente familiar pero que está fuera de tu control. 
Descubres la vida, como si estuviera acabada de llegar, justo en el momento en que ella c
omienza a alejarse, inatrapable, a una velocidad vertiginosa.   

viernes, 27 de junio de 2014

Impresiones a vuelo de pajaro del Concierto Secreto de Ruben Aguiar por Mike Porcel


                                  Por Mike Porcel....
Impresiones a vuelo de pájaro del Concierto Secreto de Ruben Aguiar.
Fue una noche mágica! El Concierto Secreto del cantautor Ruben Aguiar que tuvo lugar en Xtrings, el pasado Viernes 2 de Mayo, 2014 fue una de esas noches inolvidables e irrepetible, porque como casi siempre sucede en esta ciudad, este tipo de acontecimiento, suele pasar desapercibido, sin notas de prensa que lo respalden, sin anuncios en la T.V. o la radio, sin nadie que lo filme para dejar constancia del quehacer diario de sus artistas. Nada quedo para la historia. Solo una "inmensa minoría" al decir de Juan Ramón Jimenez, fue testigo del ofrecimiento de Ruben Aguiar. 
No muy a menudo tenemos la suerte de poder disfrutar en Miami de una experiencia cultural similar y de un cantautor que tiene tanto que decirnos de su mundo interior, que es el de todos. 
En estos momentos en que el mundo atraviesa una crisis económica -también cultural y de valores morales- a nivel mundial; donde la chabacanería, la grosería, son los lugares comunes de la llamada "música popular", y donde la originalidad y la experimentación, que siempre han sido los elementos esenciales de cualquier 
-verdadero -artista, hoy mas bien parecen ser pecados mortales que se evitan y de los que se huye cada vez mas. 
En estos momentos aparece este cantautor excepcional de corazón sencillo, sin mascaras, honesto, (una combinación rara en el mundo del arte) con sus canciones tiernas y a la vez intensas; fáciles y a la vez profundas. Que cuando las canta, -o mas bien las dice, porque es un cantor, y no un cantante- pareciera que el aire no le va a alcanzar para terminar uno de sus largos, lapidarios y sabios versos. Asi es Ruben Aguiar. Siempre sonriendo, pero alla en el fondo de su ser, su alma, literalmente se desgarra en cada cancion. 
Ruben Aguiar pertenece a esa especie de músico, poeta artista, que deambulan por el mundo, -en este caso por Miami- que no tiene una casa discográfica detrás que se encargue de propagar, de mostrar su obra. que no tiene difusión alguna por las emisoras radiales, ni siquiera las locales, que por lógica deberían ser -ambas- las encargados en cualquier sociedad que no haya perdido el rumbo, de encontrar un espacio para apoyar lo mejor de la cultura y no solo "bazofia comercial".
Si, fue una noche mágica, que tuve la inmensa suerte de ser parte de ella antes que desapareciera y fuera solo un recuerdo. Una noche de reflexión, que disfrute como pocas, y que me dejo pleno, renovado y me hizo un poco mejor como ser humano. Todos los que tuvimos la dicha de poder estar allí, nos quedamos con la esencia de Ruben Aguiar, el artista. A fin de cuenta esa debe ser la función del arte. Como dijera, Jose Marti: "La poesía"(el arte) es mas importante a los pueblos que la industria (la tecnologia) misma…"

Mike Porcel